Máscaras del carnaval de Barranquilla

Uno de los elementos que, sin temor a equivocarme, creo que todos los que hemos hecho parte de esta festividad hemos utilizado, son las máscaras.
Las máscaras cumplen una función importante dentro de la festividad, al igual que todos los demás elementos. El uso de estas se remonta incluso al inicio de la historia del carnaval. Las personas se han beneficiado de estas por diversos motivos, aprovechando la variedad en formas y colores y también su gran utilidad. Estas son las máscaras más representativas del carnaval de Barranquilla:


mascara de toro del carnaval de barranquillaMáscara del Torito

Esta es de las que cubren la totalidad de la cara, asemejando los rasgos de un toro. Está hecha de madera y tiene variedad de colores vibrantes. De esta cara adornada salen un par de cachos prominentes que cuentan como característica más importante.
Representa las danzas de los antiguos congos negros.

 

 


mascara de gorila del carnaval de barranquillaMáscara del Gorila

En el combo de los animales presentes en el carnaval de Barranquilla, resalta una cara gran cara adornada con esmaltes, fabricada en madera tallada. El Gorila, también perteneciente a los congos negros.

 

 


Máscara de Tigremascara de tigre del carnaval de barranquilla

Tradicional de la danza del Torito, adornada con esmaltes de vivos colores, de madera, no puede faltar dentro del carnaval de Barranquilla.

 

 

 


mascara de diablo del carnaval de barranquillaLa máscara de los Diablos

Dentro de las expresiones más representativas del carnaval se encuentran, por supuesto, los diablos, cuya máscara proviene de muchos siglos atrás, simbolizan una lucha entre el bien y el mal y hacen parte, claro está, del basto carnaval de Barranquilla. Actualmente, este tipo de danza tienen sus principales exponentes en Ssbanalarga y Soledad.

 


mascara de mico del carnaval de barranquillaMáscara de los micos

Esta le pertenece a la agrupación de la Costa Micos y Micas. Al igual que las anteriores, también está hecha de madera.
Cabe destacar que es una de las más importantes del carnaval de Barranquilla.

 

 

 

Etimológicamente, la palabra máscara proviene del italiano “maschera» y también del árabe “masharah» lo cual quiere decir “objeto de risa».
En la edad antigua, los hombres se las ingeniaban para relacionarse con las demás especies de su entorno. Ya en las sociedades de Grecia y Roma, las máscaras bien podían utilizarse para infundir temor o ser motivo de risas. Eran utilizadas en los ritos tradicionales y también por los actores de teatros.

Este instrumento ornamental es utilizado específicamente para cubrir el rostro total o parcialmente o simplemente disimular algún rasgo de la cara.
En el medioevo incluso la iglesia las tomó, en este caso particular, para representar en obras de teatro las fuerzas demoníacas. Por otro lado, algunos caballos tenían por preferencia ocultar su identidad.

A continuación, en la época renacentista, las máscaras tomaron un papel protagonista por toda la novedad del momento; adquirieron formas burlonas que eran usadas para las obras de teatro y comenzaron a hacer parte del carnaval en Venecia.
A medida de que el tiempo iba pasando, la elaboración de las máscaras tomaba distintos rumbos, su elaboración fue evolucionando, desde troncos de árboles hasta el marfil. En los siguientes siglos las damas adoptaron una forma de máscaras para proteger el rostro del sol; estos son los antifaces.

Y así, hasta estos días, el arte de resguardar el rostro y dejar volar la imaginación toma protagonismo, más que todo, en la fiesta de la libertad: el carnaval.
Vemos que este instrumento es igual de antiguo que la historia de las festividades, y aunque sus diseños cada vez son más variados, el propósito es el mismo.

Algo que también es importante dentro de la tradición de las máscaras, y que sin lugar a dudas tiene un lugar muy reconocido dentro del carnaval de Barranquilla es la pintura de la cara, algo lleno de color y con mucha variedad en diseños que sirve de protección de la identidad de quien lo utilice, pero también cumple la función de acompañar y complementar los distintos trajes.